Tarjeta del Viticultor Montilla-Moriles

01, agosto | Opinión | Sin comentarios

carrito de la compra

¡Hola! ¿Sabes qué es y para qué sirve la tarjeta del viticultor Montilla-Moriles? ¿Por qué el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles ha puesto en marcha esta iniciativa? ¿Qué ventajas y desventajas tiene para el/la viticultor/a el uso de esta tarjeta?

Tarjeta del viticultor montilla moriles

A lo largo de este artículo intentaré responder a todas estas preguntas de la forma más objetiva posible, teniendo en cuenta mi opinión personal y la información que han compartido los organismos como el Consejo Regulador y miembros de Cooperativas que están dentro del marco de la Denominación de Origen.

Como siempre, si tienes alguna información que compartir con nosotr@s, puedes hacerlo a través del campo de comentarios que encontrarás al final de este artículo o a través de nuestras páginas de Facebook y Google+.

 

¿Qué es y para qué sirve la tarjeta del viticultor Montilla-Moriles?

La tarjeta del viticultor es una tarjeta muy parecida a las tarjetas de crédito/débito o a las que nos regalan en algunos centros comerciales para acumular puntos y descuentos en compras.

Esta tarjeta está realizada en un material plástico muy resistente a todo tipo de golpes y arañazos, aunque hay que tener especial cuidado con la parte en donde se encuentra el chip inteligente.

El chip inteligente que incorpora la tarjeta del viticultor es lo que la diferencia del resto de tarjetas que tengamos en nuestro haber.

Este chip es el encargado de guardar toda la información referida a la próxima campaña de vendimia 2015/2016, entre los datos más importantes que almacena están: la cantidad máxima de kilos de los que dispone un viticultor para entregar al lagar y que están bajo la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles.

También sirve para llevar un control más exhaustivo y en tiempo real, de la cantidad de kilos que se recogen a lo largo de cada día de campaña, por lo que el Consejo Regulador puede realizar previsiones más seguras y veraces.

 

¿Por qué ha puesto en marcha esta iniciativa el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles?

El motivo principal de esta iniciativa es el de cumplir los requisitos establecidos en el procedimiento de certificación de la norma de calidad UNE-EN ISO/IEC 17.065:012 y en el Pliego de condiciones de la Denominación de Origen.

Otro motivo importante que ha llevado al Consejo Regulador a realizar esta acción es el poder tener un mayor control sobre la cantidad de uva que debe aportar cada viticultor adscrito a la Denominación de Origen y su entrega diaria a lo largo de la campaña de vendimia 2015/2016.

Por último, con la implantación de la tarjeta del viticultor, el Consejo Regulador consigue modernizar este sector y dotarlo de un funcionamiento más efectivo y rápido, ya que la actualización de kilos entregados por el viticultor es instantánea.

 

Ventajas y desventajas de la tarjeta del viticultor para el propio viticultor

ventajas y desventajas de la tarjeta del viticultor

Desde mi punto de vista, todo lo nuevo que se incorpora a una empresa o grupo de trabajadores, debe disponer de un tiempo de adaptación para ver si las supuestas ventajas que iba a incorporar, realmente lo están haciendo.

Las ventajas que incorpora al viticultor el uso de esta tarjeta son dos:

  1. Actualización inmediata de la cantidad de kilos que debe aportar al lagar que están bajo la Denominación de Origen. A través de esta tarjeta, la obtención de estos datos es inmediata, lo que supone un ahorro de tiempo en cálculos para el viticultor.
  2. Un mayor control de la cantidad de uva que entra a diario en todos los lagares adscritos a la Denominación de Origen, esto beneficia a todos los viticultores que producen una uva y vino de calidad. Se supone que a mayor control, el resultado debe ser mucho mejor.

Las desventajas que suponen al viticultor el uso de esta tarjeta son dos:

  1. Necesidad de tener que llevar y presentar en cada aporte de uva al lagar la tarjeta (aunque antes debía llevar el recibo pagado de la cuota anual).
  2. Menor tiempo de maniobra si el viticultor produce una cantidad de kilos de uva mayor de la que debe, ya que al ser la actualización inmediata, el tiempo del que dispone para camuflar estos kilos sobrantes, será mucho menor (esto pienso que beneficia a la inmensa mayoría de viticultores que cumplen con las condiciones que marcan los estándares de calidad del Consejo Regulador).

A título personal pienso que la incorporación de la tarjeta del viticultor es un paso adelante, soy consciente que supone un coste mayor que debemos asumir todos los viticultores adscritos a la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles, pero se compensa con un mayor control de todo el proceso que evitará el camuflaje de kilos que no deberían entrar dentro de la D.O., además de modernizar este sector en esta zona Montilla-Moriles. ¡Un saludo!

 

Por Rafael Espejo. 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha