Qué es y cómo se combate al prays

04, julio | Plagas y enfermedades | Sin comentarios

carrito de la compra

¡Hola! Hace ya algún tiempo en el que se habló en este blog sobre los tratamientos fitosanitarios más importantes que se deben realizar al olivar, si haces clic aquí, puedes leer este artículo muy recomendado. Hoy quiero hablarte sobre uno de los insectos que más daño hace al olivo, el prays. ¿Qué es el prays? ¿Cuántas generaciones tiene? ¿Cómo se combate?

Que es y como se combate al prays

¿Qué es el prays?

Su nombre completo es Prays oleae y se tiene conocimiento de que lleva mucho tiempo entre nosotros, varios documentos de la antigua Grecia y Roma así lo señalan.

El prays se ha establecido en todos los países en los que se plantan olivos, fundamentalmente los que se extienden a lo largo del Mediterráneo, los cuales llevan muchos años dedicados a la producción de aceite de oliva.

Este insecto es tenido muy en cuenta en el olivar porque afecta durante prácticamente todo el ciclo vegetativo y productivo del mismo, causando numerosas pérdidas si no se realiza un control adecuado.

 

¿Cuántas generaciones tiene el Prays?

El prays es muy conocido por sus tres generaciones: filófaga, antófaga y carpófaga. La más delicada es esta última.

Durante la generación filófaga, el prays es una oruga que procede de las puestas del otoño anterior (octubre-noviembre) en las hojas del olivo, estas puestas se realizan en el haz de las hojas.

El prays en este estado no es muy dañino porque lo único que hace es penetrar en el interior de la hoja para permanecer allí todo el invierno.

Los daños que provoca son únicamente foliares, perdidas de hoja en el olivo que este puede recuperar fácilmente si se tiene bien cuidado.

Este estadio finaliza en el mes de marzo en el que la oruga se convierte en crisálida que dará paso a la siguiente generación.

Estas crisálidas las podrás encontrar en el envés de las hojas del olivo.

En los meses de finales de abril y principios de mayo aparece la generación antófaga, una de las más perjudiciales porque afecta durante la floración del olivo.

Esta generación dura entre 20 y 40 días, durante los cuales, estas orugas se alimentan de sustancias azucaradas que encuentran en la flor del olivar.

Las larvas nacen a los 6 o 7 días después de su puesta y conforme la floración va avanzando, estas se alimentan de otros órganos de la flor como la corola, los ovarios o las anteras produciendo su muerte.

Esta generación es muy rápida y completa su vida en 45 o 50 días, su daño al olivar depende de la cantidad que haya de este insecto y del volumen de flores que tenga el olivar, ya que si tiene mucha flor, puede ser en cierta medida beneficioso porque deja menor cantidad de flor que el olivo cuajará de mejor manera convirtiéndola en aceituna.

La generación carpófaga aparece en junio, cuando las mariposas salen de las crisálidas de la generación anterior.

Esta generación es la más peligrosa porque afecta a la aceituna que empieza a cuajar, estas mariposas realizan la puesta de sus huevos muy próxima al pedúnculo, este es el rabillo que conecta la aceituna al olivo y por el que se alimenta.

cuantas generaciones tiene el prays

A los 5 o 6 días nacen las orugas que penetran en la aceituna por la parte del pedúnculo hasta introducirse en el interior del hueso para alimentarse de este.

Estas aceitunas al poco tiempo caen al suelo al quedar huecas en su interior y favorece la salida de la oruga para enterrarse en la tierra.

De las tres generaciones, las más peligrosas son las dos últimas porque afectan directamente a la posible cosecha que pueda producir el olivar.

 

¿Cómo se combate el prays?

Existen tres formas de combatir el prays de las cuáles, dos podemos controlar de forma casi segura y eficaz.

La meteorología juega un papel fundamental en la reproducción de este insecto, pero no podemos controlarla.

Por ejemplo, si la humedad es inferior al 60%, los huevos del prays se secan y si la temperatura es inferior a 12 ºC, estos insectos reducen muchísimo su actividad.

Otra forma de combatir el prays y que podemos controlar en cierta manera es mediante la utilización de enemigos naturales, esto está muy enfocado a la agricultura ecológica.

El Chelonus elaeaphilus, el Elasmus steffani o la Ageniaspis fuscicollis son estupendos parásitos del prays.

La última y más común forma de combatir el prays es mediante tratamientos fitosanitarios, aplicando productos químicos que matan a este insecto.

Uno de los más utilizados en esta zona es el Dimetoato, ya que es eficaz en las dos generaciones más peligrosas, la carpófaga y la antófaga.

De todas formas lo más aconsejado en estos casos es que consultes con tu técnico para que te asesore sobre el método más efectivo y el periodo de tratamiento más adecuado.

Espero haberte resuelto las preguntas planteadas al principio de este artículo y si tienes algo que aportar sobre este tema, te recomiendo que lo hagas a través de los comentarios o de nuestras redes sociales, Facebook y Google+. ¡Un saludo!

 

Por Rafael Espejo.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha

Si te gustan nuestros artículos. SUSCRÍBETE:

*Es obligatorio